888poker
New poker experience at 888poker

Join now to get $88 FREE (no deposit needed)

Join now
PokerStars
Double your first deposit up to $400

New players can use bonus code 'STARS400'

Join now
partypoker
partypoker Cashback

Get up to 40% back every week!

Join now
Unibet
€200 progressive bonus

+ a FREE Unibet Open Qualifier ticket

Join now

Gustavo Morales: “No me quita el sueño si se acaba el poker online”

  • Samuel AlboresSamuel Albores
Gustavo Morales

Conocido en PokerStars como “OReydoAzar”, Gustavo Morales es uno de los mejores jugadores de poker de Argentina. Comenzó su carrera armando su bankroll con los Freerolls de las legendarias mesas de Everest Poker y llegó a jugar hasta NL $10.000 en PokerStars. Actualmente es regular de niveles medios en esa sala pero también ha disfrutado de varios éxitos en el circuito de torneos en vivo de Argentina.

Los resultados de Gustavo son su mejor carta de presentación dentro y fuera de las mesas pero también tiene pasión por la enseñanza y no son pocos los jugadores, tanto principiantes como avanzados, que han recurrido a él para mejorar su juego. Por esta faceta aprovechamos también para indagar sobre los aspectos que él considera imprescindibles para triunfar en el poker.

La charla con “OReyDoAzar” se extendió por mas de una hora en la que pudimos reconstruir su historia en el poker, sus objetivos y cómo ha evolucionado su manera de pensar y relacionarse con este juego.

En el 2011 afirmaste que tu meta era ser el mejor jugador del mundo. Después de tres años ¿Aún tenés ese objetivo?

No. Te diría que cambió. Puede volver a serlo en algún momento. En cuatro años maduré como persona, lo que me llevó a cambiar algunos objetivos. Y además le he restado importancia a la idea de ser el mejor del mundo en algo. He aprendido a conformarme con ser el mejor que pueda llegar a ser yo. Por otro lado, si hablamos de objetivos en la vida probablemente el poker ni siquiera sería nombrado.

Si hablamos de poker mi objetivo es seguir evolucionando, seguir mejorando. Esto es algo que en realidad es necesario para sobrevivir en este medio. Aspiro a seguir manteniéndome con el juego online porque esta actividad me permite a mi trabajar desde mi casa o desde donde quiera

¿Qué necesitarías hacer hoy si aún aspiraras a convertirte en “el mejor del mundo”?

Meter más horas de estudio, más horas de juego. Hace cuatro años estaba dispuesto a dedicar todo el tiempo que fuera necesario para alcanzar el objetivo pero ahora, pensando más en un futuro hijo, en una futura familia, en disfrutar con mis amigos, prefiero no dedicar todo ese tiempo sólo al poker.

¿Quizá el Gustavo Morales de hace cuatro años era más ingenuo y pensaba que su objetivo máximo era más sencillo de lo que considera en la actualidad?

No consideraría que estaba tan lejos de ese objetivo y estoy seguro que lo podía lograr con el tiempo y la dedicación suficientes. Igualmente yo jugué en los niveles más altos de PokerStars, la sala más prestigiosa y difícil del mercado. Y no sólo jugaba en esos niveles sino que ganaba contra los mejores del mundo de aquel entonces. Hay quien cree que los mejores del mundo son Phil Ivey, Negreanu y Phil Hellmuth pero yo no comparto esa opinión. Creo que a los mejores del mundo me los estaba cruzando en ese momento en las mesas altas y yo salía ganando.

Si es cierto que posiblemente hace cuatro años estaba más motivado. A día de hoy, ya más maduro —no sé si menos ingenuo—, con una visión más amplia de la vida, sólo he decidido quitar el foco en ser el mejor del mundo en el poker.

¿Se puede ser un jugador muy bueno sin estudiar, sólo con talento innato?

No creo en el talento innato, creo en la casualidad. Hay muchos jugadores de poker que no estudian y cada uno realiza una acción distinta: está el que no estudia y foldea todo, el que no estudia y paga todo, el que no estudia y bluffea todo. Entre tanta cantidad de jugadores de poker que existen, la casualidad va a ser la causa de que al menos uno tenga un modelo muy aproximado a la manera correcta de jugar. Y cuando el juego evolucione esa persona va a transformarse en perdedora porque en el fondo sólo repetía movimientos que no entendía en realidad. Y entonces será otro jugador quien, por casualidad, pasará a ser ganador.

Desde tu perspectiva de profesor… ¿Qué es lo más importante que debe entender un jugador de poker que quiere ser exitoso?

Entender la importancia del fold. Con eso ya tiene la base. La capacidad de foldear evidencia muchas cosas: implica que el jugador entiende que aunque su mano es muy buena la del otro es mejor. Implica que el jugador tiene además la frialdad y la disciplina para abandonar esa mano que es muy buena. En consecuencia, implica también que el jugador difícilmente sufrirá de tilt.

Por supuesto, hay muchas otras cosas. Cada disciplina requiere tener determinadas habilidades para llegar al éxito. Un tipo impaciente no podría jugar al poker. A un tipo que no se esfuerza, que no le gusta el estudio, tampoco le recomendaría el poker como actividad porque difícilmente tendría éxito.

Volviendo a tu historia ¿Cómo te decidiste a jugar en los niveles altos de PokerStars? Llegaste a jugar inclusive hasta $50/$100 y de forma más frecuente $25/$50.

Tenía el bankroll suficiente y también tenía el nivel. En ese momento estaba jugando de forma regular 5/10 , $10/$20 y $25/$50. Cuando vi que se armaba $50/$100 básicamente con los mismos jugadores que me cruzaba en $10/$20 la decisión de jugar ese nivel fue sencilla. No era como que tenía que enfrentar a jugadores superiores, eran los mismos rivales con los que yo ya tenía mucha experiencia.

El objetivo de esas sesiones era establecerme en niveles altos. Y en el peor de los casos sabía que si perdía dos o tres cajas las recuperaría en mis niveles habituales.

¿En algún momento te asustaron las cantidades de dinero que se movían en la mesa? ¿Dejaste de ver ciegas y empezaste a ver dinero?

Sí y no. No pienso que esté mal jugar por la cantidad de dinero que sea, siempre y cuando uno haya transitado el camino correcto: subiendo de nivel y demostrándose a sí mismo que es un ganador constante. Si uno le ganó a los regulares del nivel anterior puede establecerse en el nivel que desee sin importar las cantidades que se muevan.

Sin embargo, a mí sí me pasó de sufrir por jugar esos montos. A pesar de que creo que está bien jugarlos y que en mi situación —teniendo el bank y nivel necesarios— no había riesgo, mi corazón no comprendía muy bien esa situación. Era difícil porque había días en los que me costaba dormir o simplemente me ponía muy nervioso durante una sesión. Recuerdo estar jugando una sesión y tener que dejar de jugar porque no soporté más los nervios. No estaba ni siquiera perdiendo, pasó de golpe y no fue tampoco la primera vez que estaba jugando niveles más altos.

¿Cómo fue bajar de desde los High Stakes hasta los niveles donde jugás actualmente?

Tiene que ver un poco con la pregunta anterior. Cuando jugaba $10/$20, $25/$50 y $50/$100 me compré el departamento y mi bank se redujo considerable. Después tuve dos meses en los que perdí $50.000 dólares en un downswing estándar y entonces mi bank se vio arruinado de golpe. En ese momento tuve que bajar de nivel.

Empecé a jugar $1/$2 y gané. Subí a $2/$4 y gané de nuevo. Pasé a $3/$6 y de golpe me di cuenta que sufría los montos que estaba manejando. Los pozos de $3/$6 me parecían muchísimo dinero a pesar de que meses antes había jugado cajas de diez mil dólares. Pero aún así una caja de $3/$6 me generaba un estrés bárbaro. Estaba viviendo mal, inclusive. Hubo una semana en la que me costó dormir y hasta la comida me caía mal.

No quería mantener esos niveles de estrés y bajé a $2/$4 pero me seguía sintiendo incómodo. Bajé a $1/$2 y ahí descubrí que las cantidades de dinero que ahí se movían no me importaban tanto, que finalmente esas cifras no me molestaban.

Prioricé la salud y la tranquilidad y por eso decidí establecerme en ese nivel.

¿Te volveremos a ver alguna vez en niveles superiores?

Cuando me sienta más seguro y sienta que estoy más fuerte psicológicamente para soportar downsings sí.

Los últimos tres años fuiste a Las Vegas durante la WSOP. ¿Por qué este año te quedaste en Buenos Aires?

Hace tres años venía bárbaro online y decidí hacer el viaje a Las Vegas con el objetivo de jugar el Main Event de la WSOP. Lo jugué y también participé en dos eventos más. No hice ITM en ninguno y perdí $12.500 dólares. Me senté en las mesas de cash y gané $13.000 dólares con lo que puse el viaje even.

Me gustó tanto Vegas que al año siguiente quise volver a ir. Pero en esa ocasión fui de vacaciones con mi novia. No fui a a jugar torneos ni cash. Terminé jugando un poco pero gané una buena suma jugando muy pocas horas por día.

El año pasado volví y viajé con varios argentinos que fueron a jugar la WSOP. Yo sólo fui a jugar cash, principalmente porque en Vegas es mucho más rentable jugar cash que jugar torneos. Estuve tres semanas y me pasaba todo el día solo. A mí me gusta mucho la ciudad pero mis amigos estaban más concentrados en los torneos. Aunque a la noche nos veíamos la mayor parte del día estaba solo y no lo disfruté.

Este año pensaba viajar de nuevo pero no lo hice por ese tema. De haber ido me habría acompañado mi novia u otro jugador de cash, alguien con quien compartir tiempo, el almuerzo u otras actividades.

Antes jugabas muchos torneos en vivo y ahora sólo apareces en su mayoría en los torneos de Buenos Aires. ¿Por qué decidiste dejar de viajar?

Cuando arranqué a jugar torneos en vivo empecé a ir a Rosario y a otros lugares. Metí varios premios y eso me dio un bankroll importante que me permitía jugar casi lo que quisiera. Y empecé a ir a todos los torneos que había: Melincué, Rosario. Iba a todo. A dónde había torneos yo viajaba y lo disfrutaba muchísimo.

Gustavo Morales

Al principio era todo muy excitante y desconocido pero después de algún tiempo se empezó a perder la magia de lo nuevo. Y además viajar va cansando, a pesar de que cuando uno no lo hace siempre se imagina que debe ser buenísimo vivir viajando. Los primeros años está bien pero después es cansador, prácticamente no hay sorpresas.

Y siempre está el tema de la rentabilidad y los gastos del viaje. Pongamos que un jugador muy bueno en torneos de Argentina pueda llegar a tener un ROI del 100%. Pero para eso me estoy perdiendo un fin de semana en casa y podría ganar lo mismo en muchas menos horas sin perder las otras actividades que me gustan: fútbol, teatro, cine etcétera.

Antes preferiría toda el folklore y la sorpresa del viaje y el torneo en vivo y dejaba todo por disfrutar esos aspectos. Ahora eso me divierte cada vez menos y prefiero quedarme en Buenos Aires con todo lo demás que no es el poker.

¿Cuál es tu mejor recuerdo como jugador de poker?

Antes de empezar a viajar mucho jugaba sólo cash online. Un verano decidí ir a jugar torneos en vivo en vez de salir de vacaciones. Había separado la plata para jugar tres o cuatro torneos. En el segundo quedé en novena posición y a la siguiente semana volví a meter mesa final y quedé quinto. Fui a Rosario y quedé segundo con lo que mi bank era ya muy abultado.

Acá viene el recuerdo. A partir de ese verano cada vez que viajaba y estaba en la ruta, manejando en el auto, solo, muchas veces iba llorando pensando en lo afortunado que era por la manera en la que se me habían dado las cosas. Pensaba en que todo lo que había soñado lo estaba viviendo en ese momento. Me sentía muy orgulloso y me emocionaba mucho. Sentía que todo el esfuerzo había dado sus frutos, que ya vivía del poker y además vivía de la manera que quería.

Ese es mi mejor recuerdo, la sensación de que había logrado un gran objetivo.

¿Estás orgulloso de ser jugador profesional de poker?

Sí.

Daniel Colman escribió recientemente que jamás recomendaría a nadie convertirse en un jugador profesional de poker. ¿Qué opinas al respecto?

Yo lo recomendaría tranquilamente. Pero sólo podría recomendárselo a quien crea que puede ser ganador. Yo llevo una vida que no podría tener si realizara cualquier otra actividad… ¿Cómo se puede no recomendar algo que me permite vivir como más me gusta?.

A quien cumpla con las características que yo considero necesarias para ser ganador —disciplina, frialdad, constancia— claro que se lo recomendaría. Eso sí, recomendaría jugar cash. No estoy seguro poder recomendar jugar al poker con el objetivo de dedicarse sólo a torneos.

¿Entonces no cualquiera puede ser un jugador de poker profesional?

Creo que no. Lo veo con los chicos que vienen por coaching conmigo: cada uno tiene su realidad, sus propios problemas, sus propios frenos. Sin ir más lejos, yo me considero un tipo bastante frío para tomar decisiones y para evaluar resultados. Y a pesar de esto me ha tocado sufrir en las mesas.

Cada persona soporta de manera distinta las presiones, los resultados, los movimientos de dinero. Me imagino que habrá quien pierde un día y entonces no le habla a su novia a la noche. Esa persona probablemente no debería ser jugador de poker. Pero tampoco creo que sea el poker lo que genera esa situación, el problema suele estar en la personalidad del individuo y el poker sólo se encarga de evidenciarlo.

¿Te molesta el discurso que coloca al jugador de poker como una persona socialmente improductiva que gana dinero a costa de las debilidades de los demás?

Es bastante hipócrita ponerse en la postura de que el jugador de poker no aporta nada a la sociedad. Que ciertas actividades sean beneficiosa para la sociedad es una casualidad. Tal vez sí exista el médico que se enamora de la profesión y que haría gratis su trabajo y desde ese tipo de personas no me parece hipócrita el planteamiento.

De todos modos es falso que uno como jugador de poker no pueda aportar a la sociedad de otras maneras. Yo, gracias a que soy un jugador ganador, gano un dinero que no lo ganaría con ninguna otra profesión. Y una parte de ese dinero lo destino a causas con las que soy afín. En vez de trabajar ocho horas en una empresa y aportar con ese granito de harina decido jugar cuatro horas al poker, ganar mucho más dinero y el excedente donarlo a una entidad y hacer un aporte más significativo.

¿Pensás que el poker va a estar siempre ahí como una fuente regular de ingresos para vos?

Creo que voy a ganar dinero con el poker siempre y cuando el poker online exista como tal, algo de lo que no estoy tan seguro. Por cuestiones externas, políticas, impositivas o de cualquier otro tipo creo que yo podría tener que, en algún momento, considerar cambiar de profesión.

En este sentido yo no haría un cambio tan drástico en mi vida por el poker como, por ejemplo, establecerme en Las Vegas. De hecho tuve la oportunidad de hacerlo sabiendo que podía ganar fortunas y me negué. Decidí quedarme y llevar la vida que me gusta. Valoro más una vida tranquila.

Ante cualquiera de las hipotéticas situaciones que terminen con la rentabilidad del poker online yo me veo cambiando de actividad sin problemas. No me quita el sueño el fin del poker online. Incluso me atrae más la posibilidad de aprender algo nuevo.

¿Qué te falta por lograr en el poker?

Estaría bueno tener un año de mucho esfuerzo y ganar una cantidad insana de dinero para saber que ya no me tengo que preocupar de eso por el resto de mi vida. Por otro lado, no me parece un gran logro jugar determinado torneo, ni siquiera ganar determinado torneo. Me parece que hay cosas mucho más meritorias en este juego como ganar de forma regular mes a mes.

¡Síguenos en nuestras redes sociales Twitter, Facebook y YouTube para obtener la últimas actualizaciones de Poker News!

MAS HISTORIAS