Jonathan Arturo se hizo almirante en la tierra del canal

  • Jorge  LoaizaJorge Loaiza
Jonathan Arturo se hizo almirante en la tierra del canal 0001

El jugador del sur de Colombia fue el más destacado entre nuestros compatriotas en las LPS Millions II en Panamá.

El 2014 ha sido un año muy fructífero para el póker colombiano, en especial en lo que se refiere a la proyección internacional de los jugadores cafeteros. Actuaciones destacadas en diferentes paradas del Latin American Poker Tour (LAPT), resonantes cobros en línea, como los de Mayu Roca y Daniel Hurtado en las SCOOP (Spring Championship Of Online Poker) y hasta el alcance de la mesa final en el evento central de la parada de Mónaco del European Poker Tour, EPT, por parte del mismo Roca, han sido las notas más altas para dar cuenta del buen nivel que han venido mostrando nuestros nacionales en las mesas de todo el mundo.

Con intenciones de ratificar esos avances, un nutrido grupo de colombianos tomó parte de las LPS (Latin Poker Series) Millions II, que recientemente tuvieron lugar en el Casino Majestic, en ciudad de Panamá (ver nota “La armada colombiana parte a Panamá por la gloria”). Efectivamente, los criollos no desentonaron frente a este nuevo reto deportivo, concretando una positiva actuación que tuvo como protagonista al nariñense Jonathan Arturo, quien alcanzó la instancia final del evento principal en esa competición, sellando un deal para dividir los premios finales entre los últimos cinco jugadores en disputa, acorde a la cantidad de fichas que cada uno de ellos poseía en el momento del acuerdo. Gracias a esto, Jonathan se quedó con un premio de 106 mil dólares, que significó la mayor participación del pozo entre los competidores. Ezio Fenocchio, jugador colombo italiano, también cumplió una destacada actuación, quedándose con el sexto lugar de este evento. A su vez, Camilo Posada y Rafael Pardo, también representantes de la delegación tricolor, lograron imponerse en el torneo de Omaha Pot Limit y en un evento lateral tipo Turbo, respectivamente.

Para Arturo este cobro representó un positivo regreso a las mesas en vivo, después de haber decidido concentrar por un tiempo sus energías en sus negocios y en compartir con su pareja y sus dos hijos. Sin embargo, este tipo de logros deportivos no le son ajenos. Desde que inició su carrera como jugador de póker, en el 2005, siendo aún un universitario, Jonathan se destacó en las mesas, consiguiendo ganar ese mismo año el Primer Torneo Nacional de Póker, en el cual se hizo a una bolsa de 60 mil dólares y obtuvo como trofeo un brazalete elaborado en oro blanco. Para ese entonces, el póker era para él una actividad a la que se dedicaba en su tiempo libre, sin descuidar sus obligaciones académicas.

En 2012, después de conseguir su título profesional como ingeniero industrial, Jonathan decidió empezar a jugar con más intensidad, tanto en vivo como en las mesas virtuales. Los buenos resultados lo motivaron a empezar a aventurarse a jugar eventos del circuito latinoamericano y su primer logro no tardó en llegar, precisamente en Panamá, en el casino Veneto, donde se adjudicó un premio de 84 mil dólares, al cerrar un deal entre los cuatro finalistas del torneo. En el mismo año, Arturo se impuso en el torneo del casino Hard Rock en Colombia, quedándose con la suma de 75 mil dólares, además de recibir como trofeo una atractiva guitarra eléctrica.

2013 fue un año en el que los mejores dividendos para Arturo llegaron gracias a las mesas virtuales. El natural del municipio nariñense de La Unión consiguió en ese período los primeros lugares en torneos como el Sunday Rebuy y el Sunday Supersonic, en los que se adjudicó premios por 52 mil y 50 mil dólares, respectivamente. A eso logró sumarle con frecuencia otros cobros “menores”, con ganancias entre 5 y 10 mil dólares en cada uno de ellos. Eso compensó la suerte adversa que tuvo en los eventos en vivo, en los cuales, si bien logró llevar su participación a un deep run, las instancias finales le fueron desfavorables, y no consiguió acceder a una mesa final o un cobro significativo durante ese año.

Como se mencionó anteriormente, en este 2014, Arturo ha bajado un poco la intensidad de su juego, priorizando su vida familiar y laboral, teniendo menos participaciones en vivo y relegando a un plano secundario las participaciones en eventos internacionales. Aun así hubo tiempo para buscar la gloria en algunos torneos en línea. En el que más cerca estuvo de conseguir ese objetivo fue una competición de 700 dólares, que entregó un pozo de más de medio millón de dólares. En esa ocasión finalizó en el puesto diecinueve, con una recompensa de 9 mil dólares que no lo dejó satisfecho: “fue frustrante salir en esa posición por el monto de los premios que se reservaban para los primeros lugares”, refiere Jonathan al recordarlo.

Pero el tiempo sabe reservar las recompensas a quien las merece y, seguramente por eso, Jonathan ha logrado este exitoso retorno a los eventos internacionales en las LPS Millions II. “Sentí que en este torneo fui de menos a más. Me fui tomando confianza a medida que avanzaba la competencia”, cuenta Arturo. Efectivamente, en el día de clasificación, el nariñense se la jugó con decisión, consciente de que podía darse una segunda oportunidad de avanzar si no lo conseguía en esa jornada. Los riesgos que tomó le dieron buen resultado y supo administrar ese inicio promisorio: “Desde el día 2 en adelante jugué muy tranquilo. Siempre analizaba antes de tomar mis decisiones. Creo que la paciencia es una cualidad importante y vital para un jugador de póker, porque un error te cuesta un torneo”, comentó.

De estas LPS Millions, Arturo destaca el haber enfrentado en un buen tramo del torneo al reconocido “Nacho” Barbero: “No había tenido la oportunidad de jugar con él y me pareció un excelente jugador”, afirma. Frente a rivales tan respetables, fue importante para Jonathan haber conseguido un stack prominente para administrarlo con agresividad y aprovechar su ventaja sobre los stacks cortos. Sin embargo, en las instancias decisivas, volvió a ser cauteloso y se concentró en aprovechar sus mejores oportunidades: “En mesa final, inicialmente jugué un poco pasivo mientras analizaba a mis rivales y decidía qué tipo de estrategia tomaba frente a cada jugador”. Seguramente la habilidad para hacer cálculos de este ingeniero fue clave para el desenlace del torneo, de manera que consiguió levantarse de la mesa sin entregar su stack y supo sumar a su historial este significativo logro internacional.

“Ahora me concentraré en hacer los preparativos para unirme en matrimonio con la madre de mis dos hijos y me dedicaré el mayor tiempo posible a esas tres personas, que son lo que más amo en este mundo”, comentó Arturo hablando de su inmediato futuro. Sin embargo, la luna de miel no será el único viaje que le quede en el resto del año: “También quiero cerrar este 2014 en lo referente a póker jugando el torneo de Punta Cana (República Dominicana)”, declaró. Esperamos que sea la oportunidad para que Jonathan ratifique su buen momento y vuelva a dejar muy en alto el nombre de Colombia con su desempeño en las mesas. Nuestras felicitaciones y nuestros mejores deseos en el inmediato futuro para este jugador orgulloso de su origen nariñense y que hasta tiene lazos familiares con uno de los poetas más representativos de su región, el gran Aurelio Arturo, autor de textos tan reconocidos como “Morada al Sur”.

Coda: Seguimos acompañando a la Federación Colombiana de Póker en su decidido esfuerzo por avanzar hacia un reconocimiento definitivo de esta actividad como deporte mental. Para ello anexamos el enlace en el que se están recolectando firmas de jugadores y deportistas de Colombia y el mundo a favor de esa solicitud. Un pequeño gesto como éste puede ayudar en mucho a aclarar el futuro de nuestra actividad y sus practicantes. Firmen y multipliquen la información, por favor.

MAS HISTORIAS