Último momento: la policía canadiense hace una redada a las oficinas de Amaya en Montreal

  • Giovanni AngioniGiovanni AngioniSamuel AlboresSamuel Albores
While Canada's authorities investigate on the purchase of the Oldford Group, Amaya says that "the investigation, has had no impa

Nota del editor: Este artículo ha sido corregido pues la primera versión publicada podía dar la impresión de que la operación policíaca estaba conectada a la operación de Amaya. También, en el momento en que se publicó el artículo, no habíamos podido verificar algunos detalles proporcionados por otros medios de información.

La Royal Canadian Mounted Police y la Autoridad de Mercados Financieros (AMF por sus siglas en inglés) han realizado una redada en las oficinas de Aamaya en Montreal, Canada, el 11 de diciembre de 2014.

La operación policiaca formó parte de una investigación en curso que involucra a otras compañías como las firmas de servicios financieros Canaccord Genuity y Manulife Financial. Las autoridades canadienses han confirmado esta investigación pero se han negado a discutir detalles específicos con la prensa.

"La operación de ayer fue parte de una investigación del AMF sobre esta compañía", dijo el vocero de la AMF, Sylvain Théberge, a Forbes, "No puedo decir más por el momento".

En una nota enviada a la prensa en las primeras horas del 12 de diciembre, Amaya confirmó la redada y explicó que el grupo está colaborando muy de cerca con las autoridades para proporcionarles toda la información que necesiten.

"[Amaya] y sus miembros están cooperando con la Autoridad de Mercados Financieros, la autoridad regulatoria de la Provincia de Québec, en una investigación que tiene que ver con las actividades comerciales de Amaya en relación a la adquisición del Grupo Oldford en 2014", se lee en el comunicado, "Hasta donde Amaya tiene conocimiento, esto no involucra ninguna acusación de un delito por parte de Amaya. Amaya continuará cooperando con las autoridades tal como está siempre hemos hecho".

"La investigación", concluye la nota, "no tiene ningún impacto en las operaciones de negocios de Amaya, sus empleados o sus compañías".

La investigación no parece estar conectada directamente con las operaciones de las compañías controladas por Amaya y no se supone que tenga alguna consecuencia en el funcionamiento de las salas de póker como PokerStars y Full Tilt. Sin embargo, las autoridades canadienses están tratando de entender si ha habido algún delito en la en la compra por $4.9 mil millones de dólares del Grupo Oldford por parte de la corporación con base en Montreal.

La investigación no ha tenido efectos visibles en el comportamiento de Amaya en el Toronto Stock Exchange pues la compañía cerró la sesión del jueves con ganancias de 0.63 por centavo, es decir, CAD $35.06 por acción. El viernes por la mañana, sin embargo, el precio cayó a $30.25 por acción pero comparado al año pasado, cuando cada acción se valuaba en $7.5, las acciones de Amaya aún tienen una ganancia del 302.26%.

"¡Síguenos en nuestras redes sociales Twitter , Facebook , YouTube para obtener la últimas actualizaciones de PokerNews!"

MAS HISTORIAS