Segunda entrega de "El Giro del River", la novela exclusiva de PokerNews

  • Osvaldo ColomboOsvaldo Colombo
Segunda entrega de "El Giro del River", la novela exclusiva de PokerNews 0001

Capítulo I. Entrega 2. Charles Medina, detective privado.

Lunes 23 de noviembre del 2015

Charles Medina odiaba arriesgarse. Consideraba que lo seguro era siempre el camino a seguir. Por eso, cuando jugaba poker, nunca blufeaba, jamás robaba y sólo apostaba en posición con manos fuertes. Era lo que se conoce como tight agressive o roca.

Botón o dealer
El botón (o dealer) es entregado una vez por vuelta a cada jugador, que será el último en hablar. Esto se llama "apostar en posición" y se considera una poderosa ventaja en el poker.

La decisión del viernes pasado, cuando decidió jugar fuera de bank, significaba renunciar a sus principios más esenciales. Recorrer una ruta incierta. La movida le resultó a gran forma y tuvo un excelente fin de semana. Estaba radiante, lleno de seguridad. Atacaba fuera de posición y tomaba la iniciativa con manos débiles, confundiendo completamente a sus rivales. De esta forma, Su bankroll había crecido poco más del triple y sumaba casi 500 dólares.

Seguía sin dormir, pero no le importaba. Aprovechaba de recordar jugadas y analizar movimientos de aquel bendito domingo, día en que consiguió más del 50% del total de las ganancias. ¡Se sentía tan orgulloso de sí mismo! Incluso había blufeado, lo que le provocaba una curiosa sensación cada vez que lo recordaba.

Ese día se levantó temprano y fue al supermercado, donde podía pagar con su tarjeta de monedero electrónico. Compró pan, queso, jamón, huevos y café. Avanzó por el sector de abarrotes y decidió asegurar la alacena: arroz, fideos, azúcar y muchos tarros de atún. También adquirió artículos para limpiar su oficina, que estaba hecha un asco.

Monedero electrónico
Existen tarjetas llamadas "Monederos Electrónicos", que sirven para ser cargadas con dinero de Poker y usadas para comprar productos o retirar dinero.

Pagó la cuenta y se sorprendió: había gastado más de 200 dólares. Pero al menos su alimentación estaba asegurada. Fue al cajero y retiró otros 120 dólares. Pasó por la tabaquería y compró dos cartones de sus cigarrillos favoritos. Abordó un taxi y se sentó en el asiento de atrás.

Sin duda, estaba cambiando.

Pero no mucho. Llegó a su oficina y volvió a repetir la rutina de todos los días para desayunar: tapar su nariz con una mano y buscar los utensilios menos sucios del lavadero. Cada día era más complicado, pues desde el fondo emergía un olor que empeoraba segundo a segundo. Se prometió que después de desayunar limpiaría todo y se sentó a leer los diarios por internet.

Se preparó un emparedado y recordó la conversación con Fernando Lobos la semana pasada. Se le descompuso el estómago cuando recordó a Sábato y su famoso brazalete, pero reconocer que era envidia escapaba de sus posibilidades. Lo encontraba falso, petulante y soberbio. Todo lo contrario al resto, que lo admiraba desde mucho antes de ganar el principal evento mundial.

Escribió “El Giro del River” en Google y pinchó el link de PokerNews para saber más detalles del crucero.

Segunda entrega de "El Giro del River", la novela exclusiva de PokerNews 101

En resumen, tal como dijo el lobo, se celebraba el primer título conseguido por un latino en el Evento Principal de la World Series Of Poker (WSOP). Pero no sólo eso. Security Poker, el software más importante del rubro, decidió contratar a Sábato como su principal rostro publicitario. De hecho, ése era el verdadero objetivo del crucero: promocionar la marca en toda la región.

“El Giro del River zarpará desde la ciudad chilena de Valparaíso y tendrá 512 cupos”, decía la nota. “El buy in será de USD$20.000 y habrá un pozo a repartir de USD$10.000.000 entre los ocho integrantes de la mesa final, que se disputará el 31 de diciembre, poco antes del arribo del barco en Acapulco, México, donde celebraremos la bienvenida del año 2016”.

“20.000 mil dólares”, pensó Medina. “Con eso pago mis deudas y salgo a flote varios meses”.

Por supuesto, eran pocos los jugadores capaces de pagar tal cifra para pasar un mes jugando a las cartas. Sólo los profesionales clase S y quizás algunos millonarios excéntricos. Para el resto, habría clasificatorios online de distintos precios, disponibles para todos los jugadores del mundo.

“Una vez más, Security Poker está demostrando su total supremacía en términos de atractivos y organización. Esta inversión confirma que la empresa tiene mucha fe en Latinoamérica y que espera masificar su negocio a límites insospechados”, cerraba la nota.

Asqueado, cerró su computador y bebió otro trago de café. Recordó el día en que conoció a Sábato. Fue en los tiempos que trabajaba como guardia de casino. Se realizó una partida privada entre varios High Stakes en el Salón VIP e invitaron a la por entonces joven sensación de Internet.

Tras varias horas de juego, Sábato perdió algunos flips y quedó cerca de USD$10.000 abajo. Había jugado bien, tomado decisiones correctas, pero la suerte no lo acompañó y quedó muy tilt. Cuando terminó la jornada, Medina se acercó a consolarlo.

- No fue tu culpa. Simplemente, corriste mal –dijo.
- ¿Y creés que importa lo que vos pensés, fish?

En ese momento, Charles Medina quedó congelado. No supo qué hacer. Intentó decir algo, ¡lo que fuera!, pero las palabras no salieron de su boca. Ahora, muchos años después, aún temblaba cuando recordaba aquel episodio. ¡Lo odiaba tanto!

“Definitivamente, jugaré un par de satélites”, pensó mientras miraba el cuadro de Chaplin que colgaba sobre la pared frente a su escritorio. El genio del cine mudo pareció regalarle una sonrisa, pero Medina no le dio importancia. “Tanto tiempo sin dormir me está pasando la cuenta”, fue su explicación más lógica.

Se puso de pie y se dirigió a la cocina. Se calzó los guantes de plástico que compró en el supermercado y comenzó a botar la basura.

(Continuará)...

MAS HISTORIAS