Duodécima entrega de "El Giro del River", la novela exclusiva de PokerNews

  • Osvaldo  ColomboOsvaldo Colombo
Duodécima entrega de "El Giro del River", la novela exclusiva de PokerNews 0001

Capítulo III. Parte 2. Jorge Rojas, Gerente de Casinos Viña y representante de Security Poker en Latinoamérica. Vendido.

Lunes 29 de noviembre de 2015.

Jorge Rojas llegó temprano a su oficina. Abrió El Mercurio y, como todos los lunes, comenzó la semana leyendo el suplemento deportivo. Debido al golpe que Medina encajó en su rostro, pasó todo el domingo en cama, acostado viendo televisión. Fue la excusa perfecta para relajarse. Sin duda, el show que montó junto al detective fue la mejor jugada comunicacional del último tiempo.

Alguien golpeó la puerta.

- ¿Quién es?
- Enrique Galleguillos.
- Adelante.

El periodista entró en la oficina y se quedó mirando fijamente al empresario.

- ¿Qué pasa?
- Tienes el rostro intacto.
- ¿A qué te refieres?
- Hace menos de dos días te nockean y resulta que no tienes ni un moretón. Se supone que Medina es un tipo fuerte.
- Sí, bueno… la verdad es que alcancé a esquivarlo un poco.
- Viejo zorro. ¿Cuántos inscritos llevas?
- Poco más de 400.
- Es decir, ayer sumaste más de cien. Y cómo no, si todos los medios hablaron del escándalo en la fiesta de bienvenida. Fue la mejor publicidad que pudiste conseguir –rió-. Debo reconocerte el punto. La única duda es el rol que jugó Medina. ¿Fue tu víctima o tu cómplice?
- No sé de qué hablas.
- Claro, cómo ibas a saberlo –comentó Galleguillos con tono irónico-. No me extrañaría que tú mismo hayas ordenado el show que se montó Sábato con la chica guapa. Eso también fue buena publicidad.
- No sé de qué hablas.
- Ya está bien, entiendo. No dirás nada -suspiró-. ¿Comenzamos con la entrevista?
- Cuando gustes, pero te aclaro de antemano que solamente hablaré de Póker. No me referiré al escándalo del sábado.
- Lo vi todo. No necesito preguntar sobre el tema –apuntó al computador-. Veo que te gusta el fútbol, ¿eres seguidor de algún club?
- Para nada. Reviso estas noticias para medir el clima.
- No entiendo…
- Es muy fácil. Colo Colo, por ejemplo, es el equipo más popular del país. Si va puntero, puede pasar mucha mierda bajo el puente. ¿Recuerdas haces unos meses los casos PENTA y SQM?
- Políticos corruptos, el pueblo estafado y todos hablando de lo bien que estaban los albos. Me acuerdo perfecto. Lo interesante fue que la derecha no era la única con mierda hasta el cuello. Por esos mismos días, se supo que el hijo de la presidenta pidió un crédito a la familia Luksic por miles de millones de pesos. Después, compró unos terrenos en Machalí a precio de huevo.
- Siempre pensé que ese gordito de Sebastián tenía problemas mentales –sonrió Rojas-. Recuerdo cuando era pequeño, le gustaba aplastar hormigas con una piedra. ¡Daaaa! ¡Daaaaaaaaa!, gemía cuando las machacaba. A veces también las ahogaba o las quemaba con una lupa. Todo un personaje.
- Me encantan las teorías de conspiración. De hecho, tengo un dato más: por esos días se modificó la Ley Laboral. Esa noticia pasó como buena, pero nadie se molestó en revisar los detalles. Ahora es más complicado organizar sindicatos y huelgas de verdad. ¿Pero por qué estamos hablando de esto?
- Información es poder, ¿no es así? Lo de Colo Colo es un ejemplo. El resto de los equipos también son marionetas. Para qué hablar de la farándula.
- Estoy de acuerdo, pero no veo dónde quieres llegar.

El empresario se levantó de su asiento, se acercó al periodista y posó ambas manos sobre sus hombros.

- Enrique, aún estás a tiempo de hacer tu última jugada.
- ¿A qué te refieres?
- Pierdes tu tiempo con esa tontera del periodismo independiente. Te lo digo yo. Trabaja conmigo.
- ¿Podemos realizar la entrevista, por favor?
- Mira Enrique. Todo esto es un juego. Y no me refiero al poker, a los casinos. Te estoy hablando de la vida. La vida es un juego. El 1% dirige el juego, el 19% juega el juego y el resto no tiene la más remota idea que está jugando este juego –volvió a sonreír-. Tú perteneces al 19%, lo reconozco. Eres brillante, también lo reconozco. Pero mírate, tienes casi 50 años y aún no has logrado nada, viviendo al tres y al cuatro, como cualquier tipo sin talento.
- ¿Me estás adulando o me estás atacando?
- Ni lo uno ni lo otro. Te estoy ofreciendo entrar en el 1%. Dirigir el juego. Trabajar juntos. Dominar.
- ¿Y qué quieres que haga?
- Ya te dije. Trabaja conmigo. Abordemos juntos El Giro del River y encárgate de que el mundo vea que estamos desarrollando la mejor fiesta de la historia.
- ¿Y si no es la mejor fiesta de la historia?
- Eso no importa. ¿Me has escuchado o quizás te sobreestimé? Si El Giro del River pasa a la historia, dependerá de tus fotos, tus noticias y tus videos.
- ¿Y si no pasa?
- Será tu culpa. Tuya y de nadie más.
- Me sorprende esta oferta –contestó el periodista-. Y también me halaga, si quieres que te sea sincero, pero no puedo aceptarla. ¿Crees que me venderé a estas alturas de mi vida? Qué poco me conoces.
- Así lo creo. Pienso que tus capacidades no han sido aprovechadas y yo te estoy ofreciendo pagar lo que vales. Lo que en realidad vales.
- No te cobraría barato…
- ¡Por supuesto que no! ¡Ese es el punto! –se quedó un par de segundos en silencio, para que el sensual olor del dinero llenara los pulmones de Galleguillos-. Vi cómo mirabas a la chica mexicana cuando se montó ese show barato con Sábato en la ceremonia de bienvenida. También vi cómo observabas a nuestras promotoras. ¡Con la chica de la barra casi te derrites! Sé que estás cansado, puedo verlo en tus ojos.
- Quizá tengas razón, estoy cansado. Pero no entiendo a dónde quieres llegar.
- Mientras más dinero, más poder. Mientras más poder, mejores coños. Por eso todas estas mujeres te resultan inalcanzables. No tienes poder. Eso fue lo que pensaste cuando viste a Sábato. No envidiaste su juventud ni su inteligencia. Mucho menos su carisma. Solamente su dinero y todo lo que éste puede conseguir.
- Espero que tu oferta realmente valga la pena.
- Por supuesto, amigo mío. El dinero jamás será un problema entre nosotros.

(Continuará)…

MAS HISTORIAS